Desde NEUROAL y como parte de nuestro equipo puntero, contamos además con los servicios de un médico neurólogo y neurocirujano, encargado de realizar pruebas diagnósticas y estudios de neuroimagen, así como de llevar a cabo el seguimiento periódico de los pacientes.

El neurólogo y neurocirujano del equipo, realiza una evaluación del paciente para determinar el lugar de la lesión y poder ayudar a dirigir el tratamiento más adecuado requiriendo, o no, un tratamiento quirúrgico en algún momento de su evolución. También contribuye a la identificación de los déficits físicos, neurológicos, cognitivos y conductuales que perjudicarán la recuperación funcional del paciente, así como la capacidad de realizar tareas específicas. Será en última instancia el encargado de supervisar y controlar el tratamiento farmacológico pautado.

Si fuera necesario, se solicitarán pruebas diagnósticas (analíticas, pruebas de neuroimagen y neurofisiológicas) con el objetivo de prevenir las complicaciones derivadas de la medicación, las enfermedades previas y el daño cerebral.

¡Estad atentos!, próximamente os informaremos sobre cómo os podemos ayudar desde el resto de áreas.

 

 

 

Comparte esta noticia en tus redes sociales ¡Gracias!