Después del daño cerebral sea de la etiología que sea, las personas se encuentran en una situación muy vulnerable de incertidumbre en la que surgen muchas dudas, sentimientos de indefensión y ansiedad. Comienza un proceso de duelo, aceptación y adaptación de la nueva situación tanto ellos como sus familiares.

El equipo de NEUROAL quiere acompañaros en ese proceso de ayuda, asesoramiento y rehabilitación. Para juntos tratar de que el paciente vuelva a ser lo más funcional posible. Y es que después de un daño cerebral, con apoyo y trabajo, también se puede tener calidad de vida.

Desde Neuroal llevamos a cabo una evaluación y un tratamiento transdisciplinar y especializado en neurorehabilitación lo más precoz posible, logrando una recuperación temprana y con una buena evolución.       A continuación os contamos cómo os podemos ayudar.

Nuestros fisioterapeutas van a enfocar el tratamiento del paciente agudo desde el concepto Bobath y desde el inicio para obtener óptimos resultados. Para que esto ocurra es importante iniciar:

  • Movilizaciones para favorecer la propiocepción, la co-contracción muscular y la integración del miembro en el esquema corporal.
  • Estimulación multisensorial, que permite al paciente relacionarse con el entorno, así como hacer un reconocimiento/orientación del propio cuerpo en el espacio.
  • Sedestación, la cual provoca cambios hemodinámicos, respiratorios y musculoesqueléticos, y la activación de la musculatura antigravitatoria.
  • Reacciones de equilibrio y enderezamiento que dan lugar a la aparición de movimientos automáticos que se encuentran aletargados y son importantes para mantener las posiciones de sedestación, bipedestación y marcha.
  • Bipedestación que mejora la alineación de extremidades y tronco, regula el tono muscular, aumenta el volumen respiratorio, disminuye el riesgo de úlceras por presión.

Nuestra neuropsicóloga hace una valoración temprana para evaluar el estado de arousal, estados alterados de conciencia y afectación cognitiva del paciente.

La persona que se encuentra en fase aguda de daño cerebral puede presentar un periodo de confusión y alteración cognitiva en múltiples áreas como pueden ser amnesia, desorientación en tiempo, lugar y persona, disminución de la alerta, síntomas confusionales, trastorno atencional, y en algunos casos alteraciones neuropsiquiátricas. Todos estos síntomas se pueden tratar mediante efectivas técnicas de neurorehabilitación cognitiva.

Es importante comenzar a tratar estas afectaciones de manera precoz para evitar, en la medida de lo posible la cronificación de patrones poco adaptativos y mejorar el funcionamiento cognitivo y mental de la persona. Además del tratamiento directo con la persona afectada, también se proporciona información y asesoramiento familiar que ayudará a reducir la ansiedad y mejorará la calidad de las relaciones y tratamiento con el paciente.

Nuestra logopeda juega una función vital en el estado más agudo de la patología neurológica. Tras un evento cerebrovascular las probabilidades de sufrir disfagia son muy elevadas, y es aquí donde la pronta actuación de un logopeda especializado nos permitirá evitar posibles patologías causadas por esta alteración, como podrían ser, la neumonía por aspiración de alimentos o la asfixia.

Desde esta área también es importante mencionar el trabajo que se lleva a cabo en parálisis facial, alteraciones en el lenguaje, problemas en el habla, y voz, que con una intervención precoz siempre serán más fáciles de recuperar y se evitarán secuelas, buscando la máxima funcionalidad y autonomía.

 

 

 

Nuestras Terapeutas Ocupacionales se encargarán de dar pautas a familiares sobre el correcto posicionamiento, tanto en la cama como en sedestación. Esto es fundamental para evitar complicaciones como pueden ser las úlceras o dolores musculo, mantener una buena alineación, prevenir deformidades músculo-esqueléticas y mantener un correcto tono postural.

Además, se encargará de dar pautas a familiares para realizar movilizaciones y transferencias y el entrenamiento en las actividades de la vida diaria cuyo desempeño se ve afectado. Por otro lado asesorará, si fuera necesario, sobre productos de apoyo y su uso, y dará pautas sobre modificaciones del entorno y el domicilio, que faciliten la accesibilidad, movilidad e independencia de la persona.

Por último, cabe destacar, la importancia del trabajo de nuestras terapeutas ocupacionales en estados alterados de conciencia, donde la intervención se centrará en promover la comunicación, la interacción y el desarrollo en aquellos paciente gravemente afectados a través de estimulación somática, vibratoria y vestibular, las tres áreas básicas de la estimulación basal.

Recuerda que además contamos con servicio de neurología, neurocirugía, psiquiatría y médico rehabilitador. 

 

Comparte esta noticia en tus redes sociales ¡Gracias!